Excelencia empresarial

Desde el año 2012, SISPYME S.L. está certificada por AENOR en tres prestigiosas normas de calidad con el objetivo de alcanzar elevados estándares de excelencia empresarial: Nuestro afán es organizar, gestionar y hacer todo bien a la primera: SIEMPRE Y TODOS, en todos los ámbitos de SISPYME, logrando resultados integrales, excelentes y planificados.

Tras 35 años de presencia en el mercado de software, nos sentimos identificados con nuestro lema: COMPROMISO, CALIDAD Y EXPERIENCIA.


ISO 15504 SPICE, Madurez en Ingeniería de Software.

La calidad del software está tomando mayor importancia en las organizaciones por su influencia en los costes finales y como elemento diferenciador de la competencia. La Certificación del Modelo de Madurez de la Ingeniería del Software es una eficaz herramienta que contribuye a mejorar la calidad del desarrollo del software en todo tipo de organizaciones.

El esquema de certificación está basado en un modelo de procesos del ciclo de vida del software de acuerdo con la Norma ISO/IEC 12207 y del método para evaluar la calidad y madurez de los mismos.


ISO 20000-1, Gestión de Servicios TI.

La Norma UNE-ISO/IEC p20000-1 promueve la adopción de un enfoque de procesos integrados para una provisión eficaz de servicios gestionados de TI, que satisfaga los requisitos del negocio y de los clientes a través de la mejora continua mediante el modelo PDCA.

Con la implantación de la Norma UNE-ISO/IEC 20000-1 se logra que los servicios TI estén orientados al negocio, es decir, el objetivo básico y fundamental del área de explotación/ producción es dar un servicio con la máxima calidad bien a la propia organización, o bien a sus clientes externos.


ISO 27001, Seguridad de los Sistemas de Información.

La información es uno de los principales activos de las organizaciones. La defensa de este activo es una tarea esencial para asegurar la continuidad y el desarrollo del negocio, así como también es una exigencia legal (protección de la propiedad intelectual, protección de datos personales, servicios para la sociedad de la información), y además traslada confianza a los clientes y/o usuarios.

Cuanto mayor es el valor de la información, mayores son los riesgos asociados a su pérdida, deterioro, manipulación indebida o malintencionada.